Sobre la felicidad

¿Cómo podríamos definir la felicidad?

La felicidad es un bienestar subjetivo. Barbara fredrikson (Universidad de California del Norte) una de las mayores expertas en esta materia define la felicidad no como una simple sonrisa sino como: alegria, gratitud, serenidad, interés, esperanza, orgullo, diversión, inspiración, respeto y amor” . 

Hoy en dia sabemos que la felicidad aumenta la productividad. Los médicos que reciben algún estimulo que les pone de buen humor dan un diagnostico preciso un 19% mas rapido.

Según Tal Ben Sahar, la gente suele decir que no es feliz, pero cuando empiezan a hablar de sus vidas y sus sentimientos en realidad lo que querian decir es que no se sienten felices siempre.

Los indices de depresión actualmente son 10 veces mayores que en 1960. Hace 50 años la edad media de inicio de la depresión era a los 29,5 años, hoy en dia ha bajado a los 14,5 años. ¿Que nos esta pasando?

Por cada estudio sobre felicidad hay 17 sobre depresión. Las cosas a las que dedicamos nuestra energía acaban convirtiéndose en nuestra realidad. ¿Cuántas veces construimos guiones dignos de las peores películas catastróficas de Holywood. Una persona se calcula que puede tener un promedio de 60 mil pensamientos al día, esto no es sorprendente lo que si es desconcertante es que, al rededor del 95 por ciento de los pensamientos que  tiene uno en un día, son los que tuvo el día anterior. Nos hemos convertido en victimas de nuestros propios recuerdos que evocamos una y otra vez. Y si esos recuerdos son negativas, aquí encontramos lo que nos esta pasando

Según la teoría de la felicidad sostenible, el 50 % de nuestra felicidad es debido a nuestra genética, un 10 % al ambiente y un 40% a nuestra actitud. Uno de los experimentos mas importantes sobre la felicidad que duró 75 años, empezó con 724 sujetos en 1938, incorporándose al proyecto las esposas, hijos, nietos y bisnietos de las personas originales. El propósito del estudio era analizar aquellos factores que llevan al ser humano a vivir una vida sana, plena y sobretodo feliz. En diciembre de 2015 Robert Waldinger Doctorado en Psiquiatría por la Escuela de Medicina de Harvard, expuso los resultados de estos 75 años de investigación académica.

Cuando Waldinger preguntó a sus estudiantes millennials  que esperaban lograr en la vida para ser felices ,el 80% le respondió dinero y el 50% fama. El estudio de Harvard concluyó que ni el dinero ni la fama dan una vida sana, plena y mucho menos feliz.

Por lo tanto, ¿cuál es la clave de la felicidad?

La respuesta es muy simple: Las personas que mostraron una vida más plena, saludable y feliz fueron aquellas que dedicaron muchos años de su vida y mucho esfuerzo a construir relaciones profundas, de confianza, a prueba de crisis, relaciones positivas, de amor, de respeto y de crecimiento personal. 

Si la respuesta a un estudio tan profundo y de tanto tiempo parece tan obvia ¿por qué no es posible ver a todo el mundo en esa situación de felicidad y salud? Porque no es fácil desarrollar relaciones humanas saludables y constructivas. Implica esfuerzo, implica trabajo, implica inteligencia, implica tener grandes virtudes humanas como la generosidad, el perdón, la paciencia y el amor. Y para todo esto hace falta tiempo, tiempo que decimos no tenemos en una sociedad que avanza a velocidad de vértigo.

Compartir:

Twitter
Telegram
WhatsApp